Londres. Los servicios secretos británicos consideran factible que la pandemia de coronavirus haya tenido su origen en un laboratorio de investigación chino, publicó ayer el diario inglés The Sunday Times, cuya fuente sostiene no obstante que quizá nunca llegaremos a conocer el origen real del SARS-CoV-2.

La hipótesis de la fuga desde un laboratorio especializado en los estudios de coronavirus pasó de remota, en un principio, a factible, tras una revaluación de los datos, publicó el periódico al citar fuentes anónimas.

Según esta teoría, el coronavirus, que ha dejado 3.5 millones de muertos en el mundo, habría escapado accidentalmente del Instituto de Virología de Wuhan, algo que Pekín niega rotundamente.

Esta línea de investigación estaría respaldada por el informe de inteligencia publicado por el ex presidente estadunidense Donald Trump en uno de sus últimos actos al frente de la Casa Blanca, el cual sostiene que hubo contagios entre trabajadores del Instituto de Virología de Wuhan en noviembre de 2019 con un virus similar al SARS-CoV-2.

Según publica The Sunday Times, los servicios secretos británicos trabajan con los estadunidenses para investigar la posibilidad de que el gobierno chino haya ocultado el origen real del virus.

La fuente de los servicios secretos occidentales consultada por el diario reconoce que el secretismo chino dificulta llegar a conclusiones sólidas. Puede haber lagunas en las pruebas que nos lleven por un camino y pruebas que nos lleven por otro (…). Los chinos mentirán en cualquier caso. No creo que lo lleguemos a saber, indicó.

Esta teoría implicaría que el laboratorio estaría experimentando y manipulando una cepa del virus del síndrome respiratorio agudo grave (SARS) con el que se contagió accidentalmente a la población.

El presidente estadunidense, Joe Biden, anunció la semana pasada su intención de redoblar esfuerzos para investigar la teoría del laboratorio y reconocía que la inteligencia de su país está dividida entre esta teoría y la que apunta a un contagio a partir de animales del mercado de mariscos de Wuhan.

El primer ministro británico, Boris Johnson, afirmó el viernes que no cree que el nuevo coronavirus se haya escapado de un laboratorio de Wuhan, pero está atento a nuevas pruebas en la medida que surjan.

El ministro británico de vacunación, Nadhim Zahawi, pidió que la Organización Mundial de la Salud (OMS) pueda realizar una investigación sin obstáculos sobre el origen del virus, especialmente tras esta información.

No debemos dejar piedra sin remover para entender por qué, no sólo por la pandemia actual que se ha extendido, sino para hacer frente también a las que vengan en el futuro, explicó en una entrevista concedida a Sky News.

Frente a las críticas internacionales a la organización por plegarse a supuestas presiones de China para enterrar la investigación, el ministro declaró su respaldo sin fisuras. Creo que la OMS ha tratado de compartir tantos datos como ha podido verificar y lo ha hecho a cada paso del camino.

Un equipo de expertos de la OMS publicó en marzo un informe sobre los orígenes del coronavirus, el cual señala que el patógeno es de origen animal y que no hay evidencia de que hubiera transmisión antes de su detección en diciembre de 2019 en Wuhan.

La pandemia ya cobró la vida de 3 millones 537 mil 779 personas y ha contagiado a 170 millones 169 mil 65, de acuerdo con la Universidad Johns Hopkins.

Fuente: https://www.jornada.com.mx/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.